Un colgante es la prenda perfecta para darle un toque especial a tu conjunto, pero no siempre sabemos cuál ponernos. Es importante saber cuál encaja más en las diferentes ocasiones, pues elegir mal puede desmerecer la ropa que llevamos. Pero comprendemos que es difícil escogerlo, sobre todo por la gran variedad que podemos encontrarnos. ¿Cómo elegir entonces? Tienes que tener en cuenta el tipo de evento que va a ser, pues de él depende el tipo de accesorios que te pondrás. Para ayudarte, vamos a darte unas claves para que lo tengas muy fácil y siempre vayas perfecta.

Un colgante para el día a día

En nuestro día a día solemos llevar prendas más sencillas y un buen colgante puede hacer que nuestro look pase de ser básico a deslumbrante. La opción más a la moda es una cadena fina con alguna pequeña pieza colgando. Además, puedes ponerte dos o tres cadenas y jugar con los diferentes largos, creando una pieza única. Y te aconsejamos que los elijas de distintos grosores, haciéndolos más llamativos.

Un collar para el trabajo

En este tipo de ambientes, también puedes llevar el mismo que llevas en una ocasión más informal, pero te recomendamos que lleves algo más sencillo y discreto. Una cadena fina y corta con una pieza pequeña es perfecta para estas ocasiones. Sigues llevando un detalle bonito que marca una diferencia en tu conjunto, pero de forma más discreta y propia para el ambiente de trabajo. Te recomendamos que elijas un colgante con el que te identifiques.

Un colgante para fiestas de noche

Este tipo de eventos son ideales para llevar tus mejores joyas y lucirlas. Lo ideal es elegir una que resalte en tu conjunto y que no se quede opacada con lo demás, por lo que hay que elegir con especial detalle. Puedes optar por algo sencillo y que sea una cadena con un colgante grande, algo que suele destacar. O hacer que sea el protagonista del conjunto, eligiendo un collar con diversas piezas. Si te decides por esta última, recomendamos que la ropa sea más sencilla para no recargar el conjunto.

Un collar para fiestas formales

En algunas ocasiones, tendrás que ir a eventos donde se exige una etiqueta bastante concreta y en las que tendrás que tener aún más cuidado en tu elección. Al igual que en el anterior, te damos dos opciones perfectas para este momento. Una sencilla, con una cadena y una pieza grande de tal forma que acentúe nuestro escote y que combine con tu vestido; o si quieres destacar otra parte del look, puedes optar por una cadena más corta y fina con el mismo tipo de colgante, pero esta vez cayendo sobre la clavícula.

Escoger el complemento perfecto siempre es complicado y te recomendamos que para no fallar tengas cadenas de distintos grosores y varios colgantes, con los que te sientas identificada y que combinen con la ropa que tienes. Si quieres encontrar el colgante perfecto para ti, no dudes en acudir a Joyería Azabache, donde encontrarás una gran selección de muchísima calidad sea para la ocasión que sea.