Cuando buscamos una joya de oro, es probable que nos encontremos con alguna joya de plata bañada en oro. Lo normal es indicarlo, pero hay veces que no se dice. ¿Hay alguna forma de distinguirlas? La respuesta es sí y nosotros vamos a ayudarte.

Cómo saber si es una joya de plata bañada en oro

Cada vez gustan más las joyas de doradas. Es una tendencia que va creciendo cada vez más. Pero a veces no sabemos si esa joya es de plata o solo está bañada. Reconocerlas es muy fácil, aunque en las joyerías debería estar indicado que es un baño. 

Una de sus diferencias principales es la pureza, ya que si está bañada en oro tendrá menos de este metal que si es puro. Así que deberías fijarte en el porcentaje que se te indica en la tienda. Otra es la duración, puesto que si está bañada irá perdiendo el brillo y el dorado. Y si tienes una joya de oro contigo, compáralas. Verás que una es más oscura que la otra.

También hay que tener en cuenta que si es de oro puro, tendrá más calidad, no se oxidará y su material se considera hipoalergénico. Esto no ocurre con las que están bañadas en oro.

Diferencia entre oro de ley y bañado en oro

Cuando hablamos de oro de ley, podemos distinguir entre primera y segunda. ¿Pero qué quiere decir? De primera ley quiere decir que el oro es de 18 quilates, es decir, de cada 24 partes en peso, 18 son oro puro. En cambio, en la de segunda el oro es de 14 quilates y de cada 24 partes, 14 son puras y 10 es de otros metales.

En cuanto al baño de oro, lo que quiere decir es que el material base es de plata. Se hace un proceso llamado electrodeposición que le da una capa de oro. Para poder llamarle baño de oro deberá tener, como mínimo, 2.5 micras de oro.

Cómo cuidar estas joyas

Cuando compramos una joya de plata que está bañada en oro, es posible que no sepamos cómo cuidarlas para que se mantengan como el primer día durante mucho tiempo. En muchas ocasiones se compran porque son más asequibles que las de oro, pero hay que saber limpiarlas.

Una joya bañada en oro siempre va a acabar perdiendo algo de colorpero se puede retrasar este proceso. Son unos consejos muy sencillos y muy fáciles de seguir. Si los sigues, se mantendrán intactas durante mucho tiempo.

  • No te duches con ellas puestas, ya que el jabón y gel puede dañarlas.
  • No la tengas puestas cuando uses productos de limpieza. Los detergentes, la lejía y otros parecidos pueden hacer que su deterioro se acelere.
  • Trata de que no entren en contacto con maquillaje, cremas, laca y colonia.
  • No las tengas puestas cuando hagas deporte, puesto que el sudor las daña.
  • Guárdalas de forma independiente, sin que se toquen con otras joyas.

Siguiendo estos consejos, te van a durar todo el tiempo posible. ¿Y qué hacer si se va el color? Pues es tan fácil como darle un baño de oro, yendo a un sitio especializado. Así volverán a tener el color dorado que tanto te gusta.

Si lo que buscas son joyas de oro de la mejor calidad, no dudes en venir a Joyería Azabache. Nos puedes encontrar en las Palmas de Gran Canaria, en la zona de 7 Palmas. Estamos de Arucas, Teror, Galdar y La Aldea de San Nicolás. ¡Nos encantará aconsejarle!